OMETEPEC, Gro., 11 de diciembre de 2018.- Unas 60 familias de la localidad amuzga de Cochoapa en este municipio, sobreviven de la elaboración y venta de cohetes y juegos pirotécnicos, los cuales son infaltables en celebraciones patronales y demás festividades de la región Costa Chica del estado.

En entrevista, el indígena amuzgo Antonio Benito Gerónimo, admitió que no todos cuentan con autorización de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), sin embargo esta actividad es una de las mayores fuentes de ingreso de Cochoapa.

Añadió que de manera artesanal manufacturan cartuchos, mechas, chifladores, luces de colores, pólvora, y demás cohetes que llevan los castillos que venden entre 10 mil y hasta 30 mil pesos, dependiendo los materiales que deseen los clientes y compradores de la región y otros municipios.

Reconoció que la Sedena ordena especificaciones que hay que cumplir para instalar los talleres o polvorines donde elaboran los cohetes y derivados de la pólvora “el permiso apenas llegó el día lunes, el compañero fue a la Defensa a México, ahorita andamos casi sin permiso, tenemos permiso del 2017 para el 2018 apenas está llegando ahorita”.

Asimismo dijo que por esta actividad que realizan, han ocurrido accidentes por el manejo de los explosivos, pues recordó que en una ocasión se incendió un polvorín y que en otro percance un joven que sufrió quemaduras de tercer grado falleció días después en un hospital.