CIUDAD DE MÉXICO, 23 de abril de 2019.- Homicidio, extorsión, secuestro y narcomenudeo incrementaron en el primer trimestre del año, en el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, advirtió el director del proyecto social ciudadano Semáforo Delictivo, Santiago Roel.

Contrario a lo que el primer mandatario refuta, las cifras en números rojos contrastan con 7 mil 242 casos de homicidios que han dejado 8 mil 493 víctimas, lo que representa un aumento del 10 por ciento, comparado contra el mismo periodo del año pasado.

En el caso de otros delitos considerados del crimen organizado, en conferencia de prensa alertó un aumento del 47 por ciento en la extorsión, el 45 por ciento en el secuestro y el 14 por ciento en el narcomenudeo.

De continuar así la tendencia, pese a que el presidente declaró el fin de la guerra contra el narco y anunció su Plan de Paz y de Seguridad que prevé la regulación de ciertas drogas, el 2019 será el peor año que haya vivido el país, dijo Roel al manifestar su preocupación.

Los estados que más incrementaron sus homicidios son: Nuevo León (104 por ciento), Ciudad de México (48 por ciento), Tabasco (47), Quintana Roo (46) y Jalisco (38). 

Las gráficas sobre homicidios del primer trimestre de 2019 presentadas por Semáforo Delictivo advierten una concentración de las tasas más altas en los estados de: Colima, Baja California, Chihuahua, Guanajuato y Morelos.

En contraparte, las tasas más bajas de homicidio en este periodo se registraron en Yucatán, Campeche, Durango, Aguascalientes y Coahuila.

Preocupa en especial los estados que aparecen en doble rojo en el Semáforo de Alto Impacto o de crimen organizado, como Guanajuato o Quintana Roo; o estados que antes estaban en verde y ahora están en rojo como Querétaro, Ciudad de México, Jalisco, Estado de México y Nuevo León.

Aquí la nota completa.