CIUDAD DE MÉXICO, 13 de marzo de 2019.- Las transferencias gubernamentales para cubrir el déficit del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), que al cierre de 2017 ascendió a ocho mil 971 millones de pesos, han caído 76 por ciento de 2012 a la fecha, al pasar de subsidios de 15 mil 765 millones de pesos a tres mil 85 millones de pesos.

En la comparecencia ante la Comisión de Salud del Senado de la República de este miércoles, el director general del ISSSTE, Luis Antonio Ramírez Pineda, subrayó que las cuotas y aportaciones no han sido suficientes para cubrir los gastos y los apoyos gubernamentales no han sido suficientes para atender el déficit del Instituto.

Al dar cuentas sobre el estado financiero y actuarial, precisó que el déficit se concentra en dos seguros: el seguro de salud y el de servicios sociales y culturales. Aunque el ingreso ha crecido con los años, el gasto se ha ido incrementando de manera considerable.

Más información aquí.