CIUDAD DE MÉXICO, 18 de agosto de 2019. — Una vez más el Papa Francisco recordó que es una incoherencia llamarse cristiano y acudir a un adivino o adivina a que lea la mano: “Eso es superstición, no es de Dios”, aseguró.

“Cuántos que se dicen cristianos acuden a un adivino o adivina a que le lean la mano”, lamentó en su reflexión previa al rezo del Ángelus este domingo en la plaza de San Pedro del Vaticano.

De acuerdo con la Agencia Católica de Informaciones, en su enseñanza, el Santo Padre hizo un llamado a la coherencia de los cristianos con el Evangelio.

La nota aquí.