ACAPULCO, Gro., 21 de abril de 2020.- La naturaleza ofreció una tregua al confinamiento y al encierro en la playa de Puerto Marqués.

Miles de millones de microorganismos con bioluminiscencia brillaron la noche del lunes y madrugada de este martes entre las olas de la pequeña bahía. Algunas parejas y pequeñas familias disfrutaron desde los accesos públicos del espectáculo.

Las áreas más obscuras fueron donde se apreció a plenitud la fosforescencia en el rompimiento de las olas.

Allí llegaron parejas de jóvenes que buscaban capturar con sus teléfonos la imagen, pues hubo muy pocos con paciencia, que esperaron las olas más cargadas de los microorganismos.

–              ¿Qué ‘tas haciendo aquí? ¡Vete pa’ tu casa, chacha! Expresó una mujer al ver a una integrante de su familia caminando en la calle.

–              Vamos a ver el mar, le respondió la joven, quien con sus sandalias en la mano se dirigía a disfrutar del inusual color en las olas.