ACAPULCO, Gro., 17 de marzo de 2020.- La Arquidiócesis de Acapulco suspendió su peregrinación anual a la Basílica Nuestra Señora de Guadalupe en Ciudad de México, programada para el 29 de abril, ante la incertidumbre por el  Covid 19.

A través de un posicionamiento, el arzobispo Leopoldo González González informó que “se verá otra forma de expresar nuestro amor a Nuestra Madre Santísima e implorar su cuidado maternal”.

Recordó que como medidas de prevención, también fueron suspendidas las misas dominicales y encuentros para grupos numerosos, como retiros, asambleas, congresos, jornadas y catequesis.

Pidió a los párrocos ubicar a las personas aisladas o desprotegidas de sus comunidades y en la medida de lo posible, ayudar a quien lo necesite con comida como: frijol, arroz, tortillas.

A los misioneros, que en estos días irían a las comunidades a predicar y ayudar en la celebración de Semana Santa, les pidió realicen la misión en favor de esas comunidades, desde la oración de su casa con su familia.

Además, las ceremonias de bodas, 15 años, bautismos, si no es posible diferirlas, se hagan con un grupo no mayor de 50 personas, mientras la autoridad civil no dé una indicación en contrario.

También evitar el saludo de mano y en donde no sea posible tener una celebración al aire libre, los sacerdotes busquen transmitir en vivo la Eucaristía que celebran en privado, a través de las redes sociales, cámara o celular, para que los fieles puedan unirse espiritualmente.