ACAPULCO, Gro.,  21 de marzo de 2020.- El arzobispo del puerto, Leopoldo González González informó que a partir del próximo lunes y “hasta que pase la contingencia sanitaria” provocada por el coronavirus, quedarán suspendidas las misas dominicales y entre semana con feligreses, pues los sacerdotes realizarán la eucaristía en privado.

En una transmisión en vivo desde la cuenta Arquidiócesis de Acapulco, el arzobispo indicó que las misas del domingo 22 de marzo serán las últimas que se desarrollen con la presencia de la congregación, al aire libre y con las medidas sanitarias correspondientes.

Sin embargo, pidió mantener abiertas las iglesias y exponer al Santísimo Sacramento, para quien acuda de manera individual, pero no en grupo.

“Nuestra presencia es fortaleza para nuestras comunidades. Les recuerdo que la Eucaristía del domingo 22 de marzo será la última mientras dura la contingencia”, dijo González González.

Añadió que “en este tiempo de contingencia sanitaria, todos están dispensados del precepto dominical en la Arquidiócesis y podrán seguir la Eucaristía en los medios de comunicación”.

A los ancianos, niños y personas enfermas les pidió permanecer en sus casas.

“Si ya hemos alejado esta pandemia del coronavirus, celebraremos la Misa Crismal el miércoles tres de junio al final de nuestro Encuentro Sacerdotal en las vísperas de las Fiestas de Jesús, Sumo y Eterno Sacerdote”, expuso.

Por último indicó que hará llegar las normas que la congregación entregó para celebrar el Domingo de Ramos y la Semana Santa.

Nuevo comunicado de Monseñor Leopoldo González sobre la Emergencia Sanitaria

Posted by Arquidiócesis de Acapulco on Saturday, March 21, 2020