CIUDAD de MÉXICO,. 17 de diciembre de 2016.- Las tandas son una forma tradicional de ahorro, una manera de hacer un guardadito fuera de los bancos y 53 de cada cien mexicanos las tienen como un sistema de ahorro efectivo, indica una encuesta de Gabinete de Comunicación Estratégica (GCE).

Al menos 42 de cada cien mexicanos han participado en una tanda, aunque son mayoría los que no tienen en su agenda económica esa forma de ahorro: 58.

Las mujeres son más en este sistema, 45 de cada cien, que hombres: 42. Los datos surgen de 600 entrevistas telefónicas con personas de todo México.

Cuando GCE pidió a la gente que explicará por qué entra a una tanda, 54.1 por ciento dijo que lo hace como forma de ahorrar, 10 por ciento lo hace para afrontar alguna emergencia económica, 7.2 por ciento para adquirir algún producto, 4 por ciento para pagar alguna deuda; 7.1 por ciento no sabe por qué es tandero.

Otras cosas de que llevan a las personas a poner su dinero en una tanda son por el hábito del ahorro (2.8 por ciento), para alguna urgencia (2.5 por ciento), porque le beneficia (2.5 por ciento) y por compromiso (1.7 por ciento). Un 3.2 por ciento de la gente no tiene confianza en esta manera informal de ahorro.

La nota aquí.