• Una Guardia Nacional maniatada e inerme ante la delincuencia
  • La instrucción superior es usar armas sólo en riesgo de muerte
  • Tienen preparado el operativo para desalojar federales, pero…

Marinos y soldados están sorprendidos.

En las instrucciones para integrarse a la Guardia Nacional (GN) va una instrucción:

-No podrán utilizar armas letales salvo riesgo de vida.

Es parte del cumplimiento del respeto a los derechos humanos, les explican.

La preocupación es de todos, mandos y tropa, pero sobre todo por los primeros porque se sienten expuestos a la altísima capacidad de fuego del crimen organizado.

De él –ese abanico donde caben narcotraficantes, secuestradores, cobradores de derecho de piso, etcétera- y del conglomerado social con el cual se cobija para alcanzar la impunidad.

Cuestión de recurrir a los videos donde contingentes del Ejército Mexicano han sido secuestrados –Michoacán y Guerrero son los más visitados en la web- y hasta disculpas exigen a las instituciones.

El tema está a discusión con una duda:

-¿Cómo podrán imponer su autoridad y protegerse?

El tema está bajo análisis y tal vez haya recursos de menor riesgo para la vida humana: armas con descarga eléctrica o de otro tipo que inmovilicen a las personas mientras son detenidas.

Medida muy lejana del uso legítimo de la fuerza del Estado y más aún del concepto del “monopolio de la violencia” por el Estado expuesto por Max Weber en el siglo pasado.

Como sea, los criminales ya conocen esta instrucción y poco deben temer.

HONORES SIN 21 SALVAS

Otros temas rondan en torno a la Guardia Nacional.

No hablemos del movimiento actual, sino del mando supremo de las Fuerzas Armadas.

Los secretarios Luis Crescencio Sandoval y José Rafael Ojeda entienden a Andrés Manuel López Obrador porque desde su nombramiento coincidieron en la lucha contra el crimen con total respeto a los derechos humanos.

A reserva de ver cómo se ataca a la delincuencia con mejores resultados sin violentar esas garantías, les sorprende la actitud modesta del tabasqueño.

Parece reacio a recibir los honores de jefe de Estado, de presidente constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, al estilo de sus antecesores priístas y panistas.

Generales y almirantes de mando lo reflejan en un dato:

-No sabíamos cómo sería la ceremonia operación de la Guardia Nacional, el domingo pasado.

Fue necesario preguntarle –y aceptar su anuencia, claro- para las 21 salvas de rigor al jefe de Estado.

Es su estilo.

DESALOJO DE FEDERALES

1.- Un rumor corría ayer:

Como los agentes rebeldes de la Policía Federal dan la impresión de mantener su movimiento, el gobierno actuará para liberar espacios fundamentales.

Se trata de las instalaciones como el Centro de Control en Iztapalapa y las oficinas centrales en Periférico Sur.

El asunto es con quién: no lo harían agentes leales, sino miembros de las Fuerzas Armadas –el voto se inclina por militares- entre la madrugada del viernes y la del domingo.

No se busca de sofocar el movimiento y menos de reprimir, sino de utilizar instalaciones necesarias para la seguridad nacional.

Y 2.- tras la fusión de Fox Sports y ESPN autorizada por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), los cronistas deportivos dieron una muestra de civilidad.

Comentaristas de esas cadenas y de Televisa transmitieron juntos los comentarios a la Copa Oro tras el triunfo de Estados Unidos sobre Jamaica.

-El futbol nos une –decían para sorpresa de los televidentes.