• Regalazo a Bonilla de 26 mil millones de su amigo AMLO
  • Absorberá la carga de maestros y casi duplicará su gasto
  • La guerra jurídica por BC y caída de Trump en el tracking

Andrés Manuel López Obrador prepara un gran regalo para su amigo Javier Bonilla Valdez.

Un súper regalo:

Veintiséis mil millones de pesos.

Y será muy pronto, apenas tome posesión como gobernador de Baja California.

La promesa tiene lógica, de historia.

Esa entidad, tras dejar de ser territorio durante el echeverriato, carecía de maestros para cubrir su sistema estatal primario y por ello se establecieron estímulos al magisterio.

Con el tiempo, la nómina se convirtió en una losa imposible de soportar para las finanzas estatales, y por ello fue la primera entidad en amagar con regresar la enseñanza fundamental a la federación.

Ernesto Ruffo lanzó la amenaza, pero Carlos Salinas la contuvo con medidas paliativas y no de fondo: incrementos a las participaciones federales.

-80 por ciento del presupuesto se me va en maestros -me dijo entonces Ruffo.

Hoy ronda el 47 por ciento de los 56 mil millones, pero aun así lastra al gasto público y limita mucho inversiones en obras de desarrollo.

COMO DUPLICAR EL PRESUPUESTO

Esto lo hablaron Andrés Manuel López Obrador y su amigo y benefactor y anfitrión en Baja California y guía en Estados Unidos, Jaime Bonilla Valdez.

-No te preocupes. Nosotros nos haremos cargo de la nómina.

Y ahí surgió la idea de federalizar la enseñanza básica de todo el país, aunque haya convenios y normatividades distintas arrancadas con presiones a los gobiernos estatales.

En Michoacán, el tabasqueño prometió igualar las condiciones de todo el profesorado y por supuesto esto afecta a zonas rurales y a Baja California, donde existe sobresueldos por vida cara.

¿Qué vida es barata en México?

Ninguna, pero ahí se habla de salarios específicos, sobresueldos, premios, estímulos, aguinaldos, bonos, apoyos al transporte y otras partidas extras y costosas.

El inminente gobernador está contento porque dispondrá prácticamente del doble de recursos para infraestructura, rendimiento de imagen y, a fin de cuentas, beneficio electoral.

El compromiso de López Obrador es conservarle el presupuesto: 56 mil millones libres para gasto etiquetado, pero sobre todo 26 mil millones para nuevo destino.

Tras esta decisión vendrá la exigencia de los demás gobernadores: entregar la educación a la federación y quedar con sus recursos íntegros.

Ya toman nota de este hecho.

BC: VIENE EL DUELO DE AGOBADOS

1.- Ya se mueven entre despachos, juzgados y magistraturas los abogados de Jaime Bonilla Valdez, del gobierno federal y del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

Quieren asegurar los cinco años gubernativos para Bonilla Valdez y, según su análisis primario, el intríngulis constitucional se resolverá de una manera más simple de lo pensado.

Le tendremos la primicia.

2.- Los efectos político-electorales se volvieron contra Donald Trump cuando menos lo esperaba.

Si él ha impulsado el odio hacia los extranjeros y su xenofobia aumenta el armamentismo, ya empieza a sentir el efecto en el tracking.

Una oportunidad para los demócratas, en principio capitalizada por dos precandidatos Bernie Sanders y Joe Biden.

Y 3.- apenas se conoció la masacre de El Paso, el alcalde Armando Cabada ofreció centros hospitalarios de Ciudad Juárez para atender a los heridos, sobre todo mexicanos.

Un buen gesto humanitario, por fortuna no requerido.