• Collado fue investigado un año y limpiaba expedientes cuando fue detenido
  • Por su despacho desfilaba la mafia del poder y hasta le prestó oficina a Peña
  • No hay conciliación: Bertha Luján y Yeidckol Polevnskey se pelean a muerte

Lo tenían muy vigilado.

Casi un año de seguirlo, de investigarlo, de supervisar sus negocios, sus defendidos, sus socios, sus relaciones, de documentar sus actos y sus cuentas.

El seguimiento hubiera seguido con la idea de proceder más adelante, cuando el expediente estuviera completo, pero hubo un chivatazo.

-Ya comenzó a hacer la limpieza –fue el reporte de quien, según la versión general, manejaba las finanzas y asuntos del mayor nivel.

Entonces se decidió proceder en contra de Juan Collado, cuyas actividades en sus oficinas de Las Lomas estaban súper vigiladas.

Material había.

Se entrevistaba a menudo con políticos de altísimo nivel y con empresarios colocados bajo sospecha por el Sistema de Administración Tributaria (SAT) y la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF).

En realidad lo de Caja Libertad, por cuyo manejo se le detuvo y encarceló -aunque es necesario esperar los nuevos cargos prometidos por Santiago Nieto-, no era el objetivo principal.

Era clave como el contador de Al Capone, dijimos al día siguiente de su aprehensión.

DESPACHO DE EX PRESIDENTES

El reporte se completaba día a día.

-Por sus oficinas desfila toda la mafia del poder.

Entre los visitantes conspicuos destacaban dos: Carlos Salinas de Gortari y Enrique Peña Nieto, cuyas negociaciones con Angélica Rivera manejó para evitar escándalos públicos.

-No nada más eso -indica uno de los informes-. El ex presidente mexiquense tiene su propia oficina ahí y no un despacho cualquiera: bien equipado, bonito, amplio.

Desde el poder midieron sus pasos.

Seguramente fue advertido de la vigilancia porque cuando “hacía la limpieza de sus cuentas y anuncios”, viajó al extranjero –los datos hablan de España, de Andorra específicamente- y regresó para continuar la tarea de borrar huellas.

El tema estuvo presente en la comida con Carlos Romero Deschamps cuando sorpresivamente -para él y la sociedad- fue detenido en un restaurante de las Lomas.

-El líder petrolero titubeó cuando vio el operativo. Pensaba que iban por él y que sería el Joaquín Hernández Galicia La Quina de la autodenominada cuarta transformación.

Hoy, cuando Santiago Nieto se apresta a presentar nuevas denuncias por Caja Libertad, la mayoría de la mafia del poder salió del país y la información sobre Juan Collado es impresionante.

A ver qué uso se le da.

EL DUELO LUJAN-POLEVNSKY

1.- No hay conciliación posible.

Bertha Luján y Yeidckol Polevnsky han entrado en un pleito a muerte, la primera desde el Consejo Nacional y la segunda desde la presidencia del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

Así no habrá juego limpio en la elección de noviembre.

Lástima por ellas, porque quienes ven su juego sucio se alían a Mario Delgado y de esa forma será el ganador de un conglomerado sin forma de partido pero cada vez más dividido.

2.- La Olimpiada Mexicana de Matemáticas ha retomado bríos.

Avanza por etapas en todo el país y a sus patrocinadores se ha sumado Ricardo Salinas Pliego, dueño de TV Azteca, para impulso de la juventud.

Lo ha demostrado en otros proyectos como Plantel Azteca y el Mundial de robótica.

Y 3.- otra buena noticia en este país dominado por la violencia:

Cementos Mexicanos (Cemex) construye un horno cementero, el más grande de América Latina, en Puebla, con inversión de 530 millones de dólares y tecnología de punta para emplear a tres mil personas.