• Viene el momento de la venganza de Elba y la lucha por el SNTE
  • Impugnarán la dirección de Juan Díaz y exigirán elección abierta
  • Seis años de rigidez financiera para rescatar y fortalecer al IMSS

 

Viene el momento de la venganza y del cumplimiento de promesas.

Venganza de Elba Esther Gordillo con quien se atrevió, en febrero de 2013, a encarcelarla y despojarla del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

Y cumplimiento de promesas por Andrés Manuel López por los apoyos recibidos, fundamentales para vigilar y asegurar la victoria presidencial el pasado 1 de julio.

Fue una alianza despreciada por los adversarios.

En octubre pasado, cuando di la primicia de ese acuerdo, la reacción fue de escepticismo porque, aseguraron sus malquerientes, “ya no tiene la fuerza de antes”.

También subestimaron la columna del 12 de febrero –El SNTE como botín, la elección como venganza- donde anunciaba el ejército de maestros de uno y otro bando, SNTE y Coordinadora.

Las coaliciones abanderadas por Ricardo Anaya y José Antonio Meade veían en aquellas fechas al tabasqueño al tope de su crecimiento, pero éste continuó sin cesar.

Las aportaciones de Elba Esther, vía SNTE y CNTE, son muy bien valoradas por el candidato presidencial triunfante y serán gran noticia los métodos de premiación y correspondencia.

 

PELEA LEGAL Y PROCESO DEMOCRÁTICO

 

Los compromisos eran simples:

En primera instancia, revertir la reforma educativa, propósito vigente tanto en Andrés Manuel López como con su anunciado secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma.

A continuación, dar los pasos necesarios para democratizar el SNTE, donde participarían tanto el magisterio institucional afín al de Macuspana como la CNTE en su integridad.

A estos acuerdos orgánicos se sumaron aspectos personales de Elba Esther Gordillo.

El principal: exoneración de todos los procesos instaurados en su contra durante el gobierno de Enrique Peña y la posibilidad de competir, tal vez con alguien de su confianza, por la recuperación del SNTE.

Por algo ella negociaba con los dos bandos porque su deseo, ha expresado, es ver al gremio en torno a la enseñanza, con un contrato fuerte y con la estructura sindical más sólida de América Latina.

Esta lucha apenas inicia y, quizá como primer paso de autodefensa, sesionó el Secretariado Nacional del SNTE para respaldar a su presidente Juan Díaz de la Torre.

Acción necesaria porque la lucha de Elba Esther, CNTE y el próximo gobierno incluirá el cuestionamiento de su elección y la exigencia de un gran congreso democrático…

¿Uno como jamás lo ha tenido el magisterio?

 

RESCATE Y FORTALECIMIENTO DEL IMSS

1.- Los tres directores nombrados por Enrique Peña para dirigir el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) recibieron una orden: rescatarlo y reforzar las finanzas del organismo.

Así se combatirían los riesgos de quiebra y las campañas –fake news- sobre la supuesta privatización.

Cada uno en su turno, José Antonio González Anaya, Mikel Arriola y Tuffic Miguel cumplieron y dejan una institución distinta a la encontrada en diciembre de 2012.

Tuffic Miguel lo detalló con precisión ayer en Los Pinos: hay un superávit de 21 mil millones de pesos, recursos para modernizar instalaciones y equipos y salud financiera en beneficio de 74 millones de derechohabientes.

Y 2.- el Secretariado Nacional del SNTE acordó pasar a la ofensiva política y mediática.

El dirigente Juan Díaz de la Torre ya organiza reuniones con los legisladores para modificar la Ley del Servicio Profesional Docente y exigir mayor atención a la escuela pública.