• El dilema lagotero de embellecer el pueblo de López Obrador
  • El gobernador no tiene recursos y exige hacerlo al municipio
  • La Cámara ante el reto de entregar su soberanía al Ejecutivo

El propósito existe.

Pero los recursos no.

Y ahí está el dilema del gobernador Adán Augusto López Hernández.

Contemos la historia:

Desde el triunfo del 2018, el mandatario tabasqueño pensó en hacer muchas cosas para hacerse ver desde el centro del país.

Algo sencillo, pues es su amigo y por esa gran cercanía ha sido condescendiente con él y su hermana Rosalinda López Hernández.

Por eso los dos han estado en primera fila de la política y han transitado de la Cámara de Diputados al Senado de la República o a sus estados.

Un dato sintetiza todo:

En estos momentos Adán Augusto es gobernador de Tabasco y Rosalinda la primera dama de Chiapas.

Ninguna familia en tiempos modernos puede presumir haber recibido dos estados de la gracia superior.

Pero así es:

Un hombre gobierna Tabasco y su cuñado Rutilio Escandón Chiapas.

El juicio de su gobierno ya lo emitirán los ciudadanos en el primer corte de 2021 o al cierre del ejercicio en 2024.

PON TÚ EL DINERO… NO, TÚ

Pero el tema es Villa de Tepetitán.

Ahí nació ya saben quién.

Un pueblo de mucha tradición, según las narraciones recogidas por los historiadores y presumidas en un video por su hijo de ahora.

Pero tiene muchas necesidades.

Para empezar, no es cabecera política y administrativa, sino el principal pueblo del municipio de Macuspana.

El año pasado hubo elecciones para delegados municipales y el triunfo recayó en Norberto Alamilla Pérez.

Un priísta cuyo triunfo tal vez lo sorprendió porque la misma noche de su victoria se declaró militante del partido presidencial.

Lejos de representarle recursos, si quiso quedar bien, ahora lo ven con desconfianza y no está tomado en cuenta para un proyecto de mayores vuelos.

El gobernador Adán Augusto López quiere embellecer esa villa para decir a ya saben quién está usted servido, poues aunque sean amigos a un presidente no se le tutea en público.

Pero Adán Augusto, como dijimos arriba, no cuenta con recursos para ese propósito y por ello se reunió con el alcalde de Macusapana, Roberto Villalpando Arias.

Los dos estuvieron de acuerdo, pero… ¿y el dinero?

-Pues ponlo tú.

-No, ¿yo de dónde? -se asustó el munícipe. Y planteó:- Dame los recursos o haz tu la remodelación…

Deberán buscar de dónde sacar fondos, porque el hijo predilecto de Tepetitán no tiene por ahora voluntad de caerse con su cuerno.

AUTONOMÍA DE LA CÁMARA

Si la Cámara de Diputados no defiende su soberanía para dirigir el presupuesto, podría salvarla el Senado de la República.

Ayer, en entrevista, el jefe del control político de éste, Ricardo Monreal, dio un adelanto de su previsión para el jueves:

–No creo que quede en sus términos.

De cualquier manera, en estos días y pese al aislamiento generalizado, el Poder Legislativo dará gusto al titular del Poder Ejecutivo.

En San Lázaro se legislará la falta de presidente de la Comisión de Presupuesto tiene en vilo las fechas, pero será interesante ver qué medidas sanitarias toman Mario Delgado y Laura Rojas.

Espectáculo aparte será la actuación de Porfirio Muñoz Ledo, quien tuiteó el domingo:

“No a la reducción de salarios, ni a la suspensión e aguinaldos. Sería violatorio de la ley”.

Y con la mano en la cintura como queriendo pelear, seguramente estará contra la pérdida de facultades de la Cámara.