• Imponen cuotas a los partidos paleros del gobierno
  • El objetivo es lograr por lo menos 335 diputaciones
  • Los gobernantes llegan a ver cuánto hay de fondos

No son los mejores tiempos.

No como en 2018, cuando hubo una avalancha a favor de quienes iban como aliados del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

Tenían a un caudillo y él les garantizaba oleadas de simpatizantes y la consecuente cosecha de posiciones electorales.

El mejor ejemplo es el Partido Encuentro Social (PES), incapaz de mantener el registro pero con un gran puñado de diputados federales.

Para 2021 deben garantizar resultados o tendrán problemas para ser parte del bloque impulsado por el gobierno.

Un reto para los partidos del Trabajo (PT), el advenedizo Verde Ecologista de México (PVEM), Encuentro Solidario (PES), Redes Sociales Progresistas (RSP), Fuerza Social por México (FSM) y los que se junten.

Ya les leen la cartilla.

El punto central es la necesidad de la administración actual -llámese gobierno/Morena- para retener la mayoría calificada en la Cámara de Diputados.

Sólo así será posible, se les dice, mantener una estructura legislativa para completar las reformas pendientes del presidente.

TRAS 335 CURULES

¿Qué significa?

Simple:

Como no pueden ir en coalición, la suma de cuotas debe garantizar los dos tercios necesarios para los planes de modificar la Constitución.

No están en igualdad de circunstancias y eso condiciona tanto los términos de las negociaciones como los apoyos.

Veamos:

El Verde, con su dirigente formal Carlos Puente y real Emilio González Martínez, asegura aportar entre ocho y diez puntos de la votación.

Es decir, debe traducirlos en 50 diputados.

¿Cuántos FSM de Pedro Haces?

Por lo menos cinco por ciento de sufragios efectivos para garantizar con holgura su registro y suministrar 25 curules.

No debe tener problemas, o al menos no se duda de RSP, de Elba Esther Gordillo con su yerno Fernando González, de presidente formal.

De los nuevos, es el partido con mayores bases acreditadas y La Maestra mantiene gran ascendencia en el magisterio.

Acaso el único problema sea la salud de ella.

Encuentro Solidario (PES) no es nuevo en los hechos y su dirigente Hugo Eric Flores tiene autorización para hacer proselitismo en las iglesias evangélicas.

Y así sucesivamente.

Es la clave para allanar las reformas pendientes.

UN ASPIRANTE NON

Al menos en sus dichos es un aspirante non.

-Todos los candidatos, sean a gobernadores o a presidentes municipales, lo primero que preguntan es cuántos recursos hay -dice Alejandro Lage Suárez.

-No tienen visión.

-Son muy cortos. No piensan cómo allegar recursos, como enriquecer a los municipios, como financiar obra pública y grandes proyectos de todo tipo.

Lage Suárez, asesor en varios programas sociales de la Presidencia y de larga relación con su titular, aspira a ser candidato a gobernador de Baja California Sur.

-Por Morena, subraya este hombre con pasado priísta, panista y perredista pero siempre en esferas administrativas.

Promete denunciar a quienes aspiran a ese cargo porque están ligados a corrupción y subasta de terrenos urbanos.

Pero sobre todo, dice, ya está en tratos con el jeque de Abu Dabi, con el Barcelona para un centro de alto rendimiento, con “personalidades de alto perfil en cada tema” para importarlos de Estados Unidos, Canadá, Singapur…

Si cumple, revolucionaría a Baja California Sur.