En la presidencia municipal de Tlaquipa sólo se hablará náhuatl
Malas señales al gobierno: al Peje no le conviene ganar Edomex
Entran a revisión las alianzas con maestros y la mafia del poder

Esa será la característica en Tlaquipa, Veracruz.

Lo ganó Martha Tentzohua, una indígena monolingüe con el respaldo de Nueva Alianza (Panal), el sorprendente partido capaz de colocarse como tercera fuerza, por encima del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

Las siglas dirigidas por Luis Castro Obregón ganaron una presidencia municipal más -18 por 17-, dato destacable porque hace un año la estructura electoral de Andrés Manuel López estuvo a puntos de hacerse de la gubernatura de Veracruz con Cuitláhuac García.

Aunque Morena también enfrentó una feroz campaña con los escándalos de su diputada Eva Cadena por recibir grandes sumas de dinero con la encomienda de hacerlos llegar al caudillo tabasqueño.

Castro Obregón da otros datos relevantes: con sus alianzas ayudó a definir las gubernaturas del Estado de México y Coahuila -2.67 por ciento de los votos para Alfredo del Mazo, 2.66 para Miguel Angel Riquelme- y 5.15 en Nayarit.

Pero entremos al tema de López y Morena.

EQUÍVOCO GUBERNAMENTAL CON ANDRÉS MANUEL

Meses atrás el gobierno recibió una señal equivoca:

-A Andrés Manuel no le interesa el Estado de México.

Según aquella confidencia de los suyos, el tabasqueño no trabajaría a fondo ese territorio porque si derrotaba al Grupo Atlacomulco y a la llamada por él mafia del poder en su sede, se le acabaría la bandera para la crítica rumbo a la elección presidencial de 2018.

Pero al final acarició el poder y a la derrota de Delfina Gómez por el priísta Alfredo del Mazo siguió la reacción del rebelde e inconforme de 2006, el del ¡voto por voto, casilla por casilla!, y difícilmente aceptará el resultado.

No estuvo en la jornada, pero desde el noroeste llamó a los suyos a desconocer el resultado y dio la orden de pelear por todas las vías.

El actuará en el terreno en el cual es experto, la protesta, el escándalo, el manejo de masas para desacreditar a las instituciones, al Partido Revolucionario Institucional (PRI), al grupo del poder y a sus aliados.

Simultáneamente dará la lucha jurídica y de ello se encargará Horacio Duarte, hombre de gran cercanía desde sus tiempos de representación ante el Instituto Federal Electoral (IFE) cuando fue derrotado por Felipe Calderón.

La lucha será dura porque se subestimó al Peje.

EL ERROR DE ACEPTAR EL APOYO MAGISTERIAL

Otro elemento a análisis es el apoyo magisterial.

Cuando maestros de todo signo -del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) como la Coordinadora (CNTE)- se sumaron a la campaña de Morena, Delfina Gómez vivía los mejores momentos de crecimiento.

Sin embargo, a ojos de muchos analistas fue una mala decisión.

Si se hablaba del SNTE -no olvidar la presencia de Fernando González, yerno de La Maestra Elba Esther Gordillo- llovieron críticas por aceptar a quien antes criticó por ser parte de su llamada mafia del poder.

Y la presencia de integrantes de la Coordinadora llegados al estado de México sobre todo de Oaxaca, Chiapas y Michoacán, no faltó quiénes temieran la desestabilización.

Esto generó estancamiento, como publicamos aquí en su momento, y por eso Andrés Manuel López hizo llamados desesperados para incorporar a pietistas y perredistas.

Óscar González declinó, pero Juan Zepeda se mantuvo y fue actos importante tanto para la izquierda institucional como para el Partido de la Revolución Democrática (PRD).