PETATLÁN, Gro., 15 de agosto de 2016.- Vecinos de algunas colonias de la cabecera municipal temen casos de zika, dengue y chikungunya debido al imparable aumento de los moscos a pesar del esfuerzo de las autoridades sanitarias en las labores para erradicar la cantidad de zancudos.

Indicaron que las fumigaciones han sido esporádicas, por lo que atribuyen que los insectos tengan margen para poder reproducirse lo que ha incrementado la cantidad.

En entrevista, Josefa Mendoza Barajas de la colonia Barrio Nuevo, aseguró que en las últimas semanas se ha notado un incremento, a tal grado que no pueden dejar recipientes más de tres días con agua “porque éstos comienzan a crear larvas de mosco”.

“Tratamos de que no se reproduzcan pero con las lluvias esto es imposible, se requiere de que las autoridades en este caso quienes combaten al mosco, realicen jornadas más continuas en lo que respecta la fumigación”, agregó.

Recalcó que de lo contrario no se podrá reducir la cantidad de moscos, y que los que saldrán afectados serán ellos “ya que se han dado casos de personas infectadas por dengue, chikungunya  y zika”.