CHILPANCINGO, Gro., 23 de julio de 2021.- Mientras los teatros y espacios culturales permanecen cerrados a causa de la pandemia de Covid 19, los tenores Gustavo y Fernanda, jóvenes oriundos de Chilpancingo, han decidido popularizar la ópera en calles de esta ciudad, acto que también les permite obtener un poco de recursos económicos y enfrentar la crisis que ha dejado el coronavirus.

Un pasillo del centro de Chilpancingo es suficiente para que Fernanda Cabrera y Gustavo Alia, tenores de ópera del dúo MezzoForte expongan su arte, que atrae a amantes de este género y curiosos de una música que pocas veces se observa en las calles.

Los jóvenes artistas frenaron sus estudios y actividades musicales a causa de la pandemia a inicios de 2020, pero hace un mes decidieron conformar MezzoForte, un dueto de canto para seguir practicando la ópera, pero también para obtener un poco de recursos económicos.

Este viernes, durante una presentación en el Zócalo de Chilpancingo, los jóvenes de MezzoForte interpretaron Granada de Agustín Lara, Por ti volaré de Andrea Bocelli y el Ave María en la versión de Franz Peter Schubert, melodías que los transeúntes apreciaron, aplaudieron, y aportaron su cooperación a los jóvenes artistas.

Desde hace más de dos semanas el Zócalo capitalino se ha convertido en escenario de diversas actividades artísticas y recreativas para que varias personas obtengan alguna remuneración económica.

Destacan presentaciones de músicos, renta de patines y patinetas, paseos en el trenecito de Chilpancingo, venta de libros, show de payasos,  teatro callejero, juegos de dominó, venta de artículos por catálogo y demás actividades que ciudadanos impulsan de manera independiente ante la crisis económica por el Covid 19.