ESTADOS UNIDOS. Joaquín El Chapo Guzmán Loera, que enfrenta un juicio por narcotráfico en Nueva York, tenía una vida muy organizada mientras estuvo en las montañas de Sinaloa, desde donde supervisaba “centenares de empleados”, que incluían personal de seguridad, trabajadoras domésticas, pilotos, choferes y proveedores de droga.

En su segundo día de declaraciones en el juicio que se celebra en Nueva York contra El Chapo, el colombiano Alex Cifuentes, testigo de la Fiscalía, describió en detalle los tres años que vivió con el líder del cartel del Pacífico

La nota aquí.