CIUDAD DE MÉXICO, 7 de noviembre de 2018.- Con diversos guisados, unas cien personas en los comedores comunitarios instalados por el gobierno de Ciudad de México, es como atienden día con día a miles de migrantes centroamericanos albergados en el Estadio Jesús Martínez Palillo en la Magdalena Mixhuca.

En punto de las 8 horas, las rejas del comedor se abren para recibir a las casi 6 mil personas que se encuentran albergadas en ese recinto deportivo de CDMX, según informó el personal que ahí colabora para atenderlos, darles un plato de comida y agua para saciar la sed que surja durante el día.

Minutos antes de la apertura, los centroamericanos entre adultos, niños y jóvenes comienzan a formarse en inmensas filas afuera del estadio, donde uno a uno recibe su alimento e incluso doble plato para llevarle a sus familiares que por cansancio o diversas razones se quedan en los campamentos instalados.

Sin embargo y pese que existe suficiente comida para los migrantes, muchos de ellos nos acuden a los comedores comunitarios y optan por comer a las afueras de la Ciudad Deportiva e incluso del alimento que la sociedad civil se acerca a regalarles.

Sigue la nota aquí.