GUADALAJARA, Jal., 31 de julio de 2021.- Los Juegos Olímpicos son el escenario en el que los mejores deportistas del orbe se han expuesto ante los ojos de todos para realizar maravillas y en ocasiones, hazañas que ya han permitido grabar los nombres de los atletas en los anales de la historia, implantando nuevas marcas y derrocando a Dioses del Olimpo.

El nadador estadounidense Caeleb Dressel inscribió su nombre en los libros eternos al imponer una nueva marca en los 100 metros libres, superando lo hecho por el australiano Kyle Charmers, quien en Río 2016 se llevó la medalla de oro. En halterofilia, el deportista chino Zhiyong Shi estableció un nuevo récord olímpico llevándose el oro en la categoría -73 kilogramos.

En la rama femenil también se han escrito letras de oro, tal es el caso de la coreana San An, quien en la disciplina de tiro con arco superó lo realizado por su colega Lena Herasymenko. El atletismo es la prueba en la que la jamaiquina Elaine Thompson destrozó el cronómetro al registrar en la madrugada de este sábado registrar un nuevo récord con 10.61 en los 100 metros planos, haciendo a un lado el impuesto cuenta de 33 años en las piernas de la norteamericana Griffith Joeyner, quien en Seúl 88 detuvo el reloj en 10.62 segundos.

Otra de las marcas que se rompen en natación es la del húngaro Kristóf Milak, terminando la carrera de los 100 metros mariposa con un tiempo de 50.31, destronando a otro histórico como Michael Phelps, que en su tiempo registró 50.58. Tatjana Schoenmaker fue la más rápida en esta justa veraniega con un tiempo de 2:18.95.

A los Juegos le restan nueve días de actividad, en la que seguramente los héroes de los deportes seguirán estableciendo grandes proezas y contando nuevas historias que se quedarán en la memoria de los aficionados. Con información de Quadratín Jalisco