CHILPANCINGO, Gro., 27 de marzo de 2019.- La toma de la alcaldía capitalina por parte de integrantes del Sindicato Independiente de Trabajadores del Ayuntamiento de Chilpancingo (Sitach) ha dejado pérdidas de entre 300 y 500 mil pesos diarios, aseguró el presidente municipal Antonio Gaspar Beltrán, quien informó que ya interpuso la demanda correspondiente.

A tres días de la toma del Palacio Municipal, el alcalde indicó que el chantaje y la presión no están en la ruta de los acuerdos, pues dijo que no será con la toma de edificios como se logren, por lo que llamó a los manifestantes a la madurez profesional y a la conciencia social.

De manera extraoficial se supo que la denuncia fue interpuesta la noche del lunes por la síndica Vianey Castorena Tenorio, por los delitos de coalición de servidores públicos y hechos con apariencia del delito de motín, en agravio del Ayuntamiento y de la sociedad en general, en contra de la secretaria general Amada Ramón Zamora y otros cuatro integrantes del comité, así como de quien resulte responsable.

El alcalde acudió la mañana de este miércoles a una reunión con agremiados de la sección 28 del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG), en la que entregó pagos por gastos funerarios, retroactivos, fondo de aportaciones voluntarias y aportaciones sindicales de diciembre.

Ante los sindicalizados, Gaspar Beltrán dijo que lo que fue en algún tiempo la gallina de los huevos de oro, hoy es una gallina flaca, en referencia a la administración municipal que no tiene los recursos suficientes para atender todas las necesidades de los trabajadores.

En esa reunión, el primer edil también escuchó las quejas de deudos porque no han recibido pensiones, seguros de vida o gastos funerarios, y porque la actual administración no les hace caso en los trámites.