ZIHUATANEJO, Gro., 29 de octubre de 2014.- El secretario general del ayuntamiento de Zihuatanejo, Antonio reyes Pascasio, reconoció que el gobierno municipal tendrá problemas para pagar la nómina de los trabajadores, a causa de la toma de la alcaldía por parte del magisterio disidente.
El encargado de la política interna del municipio informó que por cada día de bloqueo, las arcas del ayuntamiento dejan de recaudar entre 800 mil y un millón de pesos por concepto de impuestos.
Explicó que parte del dinero recaudado es para el pago de la nómina, por lo que si el bloqueo al ayuntamiento se extiende durante varios días, no existiría solvencia suficiente para cubrir el salario de los trabajadores.
Reyes Pascasio puntualizó que en la última toma del ayuntamiento, ocurrida hace algunos días, las arcas municipales dejaron de recaudar cerca de 3 millones de pesos.
El funcionario sostuvo que el ayuntamiento hará todo lo posible para cumplir en tiempo y forma en el pago salarial de sus empleados.