CHILPANCINGO, Gro., 14 marzo de 2014.- El gobernador del estado de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero, tomó protesta a los primeros 200 policías rurales estatales en diversas comunidades de los municipios de Eduardo Neri y Leonardo Bravo como parte de en una primera etapa.

A partir del próximo lunes recibirán capacitación y adiestramiento por parte de las secretarías de la Defensa Nacional, Marina y Seguridad Pública estatal.

El mandatario estatal celebró que después de casi 200 años se lleva a cabo la regularización de un órgano operativo de la Seguridad Pública del estado.

Anunció que quienes han decidido coadyuvar al amparo de la ley para mantener la seguridad, tranquilidad y orden público en sus comunidades, por lo que recibirán un apoyo económico mensual, seguro de vida, seguro popular, uniformes, armas  acordadas con la Sedena y vehículos.

Pidió a los alcaldes a que evalúen el desempeño de la policía rural para seguir avanzando en donde se requiera.

Informó que en una segunda etapa, en este proyecto incluyente se capacitará a habitantes de comunidades de Chilpancingo.

Por otro lado, indicó que en la reunión que sostuvo con el gabinete de seguridad a nivel federal con mandatarios de la zona centro del país compartieron experiencias y propuestas en materia de seguridad pública y de combate al secuestro.

En su intervención, el secretario general de Gobierno, Jesús Martínez Garnelo, precisó que  hoy se abre un panorama histórico y de anhelos más esperados, pues la seguridad pública no es tarea solamente de gobernantes sino de gobernados.

Informó que en comunidades de las siete regiones del estado existen 6 mil 400 ciudadanos que quieren formar parte de este sistema novedoso en materia de seguridad.

A su vez, el secretario de Seguridad Pública, Leonardo Vázquez Pérez, aseguró que la Policía Rural será un ente para prevenir la violencia y delincuencia en las comunidades.

El alcalde de Cocula, César Peñaloza Santana, agradeció la determinación del gobernador Ángel Aguirre para conformar la Policía Rural, que surge como respuesta palpable de un gobierno que abre las puertas a la participación ciudadana.

En el evento de toma de protesta, donde el gobernador entregó los primeros cinco vehículos, estuvieron el comandante de la IX Región Militar, Martín Cordero Luqueño; el comisario de la Policía Federal, Omar García; el presidente municipal de Chilpancingo, Mario Moreno Arcos y funcionarios estatales.