ZIHUATANEJO, Gro., 16 de mayo de 2017.- Unos cien efectivos del Ejército y la Policía Estatal entre tomaron el control de la Dirección de Seguridad Pública y Vialidad Municipal de este puerto de la Costa Grande.

Aproximadamente a las ocho de la mañana, durante el cambio de turno, 28 patrullas de la Fuerza Estatal y del Ejército se apostaron en las inmediaciones de las instalaciones de la Policía de Zihuatanejo y no permitieron la salida de los agentes preventivos, a quienes formaron en el patio para darles indicaciones a puerta cerrada. El ingreso es controlado por los militares.

Al lugar llegó el director de Seguridad Publica, David Nogueda Salmerón, quien aseguró que se trata de una operación de rutina que han venido realizando las fuerzas estatales y federales.