OMETEPEC, Gro. 29 de enero de 2015.- Este jueves por la mañana, un contingente de indignados tomó las calles del municipio guerrerense de Ometepec en demanda porque se respete la tarifa de microbuses en la región de la Costa Chica, mismas que los líderes transportistas de la comarca han duplicado sin previo aviso.

 

El epicentro de las manifestaciones se produjo sobre la Calle 16 de Septiembre en la comunidad de Zacualpa, donde por lo menos 200 personas lideradas por el ejidatario Bernardo López se dieron cita para increpar a los choferes como acto de protesta.

 

De acuerdo a Forentino Vargas, quien se desempeña como líder de los transportistas de Zacualpa, el pasaje duplicado surge como necesidad de ampliar las recaudaciones económicas de los choferes de la región, quienes perciben que la afloración de taxis que cubren la ruta Ometepec-Xochistlahuaca ha usurpado la clientela, de manera que el sindicato a su cargo solicita que los vehículos particulares que cubren este recorrido abandonen el territorio si es que se desea que la cuota baje.

 

Al lugar del bloqueo arribaron el delegado regional de Gobernación del estado de Guerrero, Gregorio Carmona Villavicencio; y el delegado auxilir de Transporte, Antonio Toscano Gil, quienes establecieron un diálogo con los comuneros indignados a fin de establecer un par de acuerdos.

 

Primeramente, se precisó que el sitio de taxis de la comunidad de Zacualpa será reubicado “a un lugar céntrico, de manera que se eviten problemas futuros con otras rutas”. Asimismo, se dotará al nuevo punto de cruce “con un amplio estacionamiento y sanitarios”.

 

Igualmente, los delegados acordaron reducir el costo del pasaje a los 15 pesos acordados en un principio “hasta que dicho aumento sea autorizado por la Delegación de Transporte”.

 

Satisfechos con el trato, los ejidatarios de Zacualpa retiraron el bloqueo sobre la Calle 16 de Septiembre a las 12:00 del día.

 

Con información de Uriel Sánchez