ACAPULCO, Gro., 2 de diciembre de 2019.- Tortilleros y molineros protestan en las bodegas de la empresa Maseca por el aumento del precio de la harina y llamaron al presidente Andrés Manuel López Obrador a tomar cartas en el asunto contra esta empresa.

A las 10 de la mañana, más de 60 integrantes del sector empresarial de la masa y la tortilla   cerraron con lonas y pancartas las bodegas ubicadas en la Central de Abasto de Acapulco, a donde llegan los camiones con los costales.

El dirigente Arcadio Castro Santos indicó este año incrementó hasta en tres ocasiones el precio de la masa y que este primero de diciembre subió a 600 pesos la tonelada, lo que afecta 3 tres mil 500 industriales. Dijo que los molineros tienen que pagar hasta 12 mil pesos por harina al mayoreo, lo que obliga a los molineros a subir el precio del kilo de tortilla.

Explicó que Maseca recibía subsidio federal, pero que el gobierno de López Obrador se lo quitó, por lo que ahora aumenta sus precios. Pidió la intervención del presidente y la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) para evitar que ellos tengan que incrementar sus precios.