CHILPANCINGO, Gro., 13 de abril de 2016.- Alrededor de 300 integrantes de diferentes asociaciones de transportistas de la capital del estado cerraron las puertas de Tránsito Municipal para denunciar que han sido víctimas de atropellos por parte de esta dependencia.

El presidente del Consejo de Autotransporte de Chilpancingo, Servando de Jesús Salgado Guzmán, indicó que se había acordado desde hace más de tres meses con el Ayuntamiento que se usarían grúas de Tránsito y no particulares ya que los precios de estas últimas son elevados.

Sin embargo asegura que el alcalde Marco Antonio Leyva Mena ni el encargado de despacho de Tránsito, Roberto del Moral Benítez, han cumplido con dichos convenios.

Salgado Guzmán acusó también que reciben infracciones muy elevadas que van desde los 500 hasta los mil 500 pesos y que al momento de realizarles el descuento les hacen una rebaja “de risa”.

Al momento de cerrar las oficinas de Tránsito municipal, los manifestantes no permitieron que los que laboran en esas oficinas salieran, sin embargo después sí los dejaron irse.

Entrevistado afuera de dichas instalaciones, el encargado de despacho Roberto del Moral acusó a los transportistas de querer lograr algo que no se puede debido a que el descuento del 50 por ciento en sus infracciones es más que suficiente, esto porque hacen esfuerzos para que no paguen lo que realmente es y a ningún ciudadano lo tratan igual, por lo que consideró un abuso por parte de los choferes del transporte público.

En cuanto al proyecto que el director de Transportes del estado, Miguel Ángel Piña Garibay, dio a conocer en el Congreso local en el que los choferes serían obligados a realizarse exámenes de antidoping, el presidente del Consejo de Autotransporte de Chilpancingo dijo que esa idea fue propuesta por los mismos choferes y que están exigiendo que todas las organizaciones de transportistas lleven a la lleven a cabo para que la ciudadanía sepa con qué tipo de conductores viaja y se sienta cómoda.

“Es algo que exigimos nosotros al gobierno del estado, es una idea de los transportistas, no del gobierno, los filtros los vamos a hacer nosotros”, explicó.