OMETEPEC, Gro., 11 de abril de 2020.- El presidente del Comité Ejecutivo Municipal del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Juan Antonio Domínguez Benito, consideró que el toque de queda que decretó el Cabildo como medida de prevención del Covid 19 es viable, sin embargo debió empezar en la cabecera municipal y no en las localidades.

Ejemplificó la localidad de Cochoapa, de donde es originario, donde desde la semana pasada, las autoridades locales y los propios pobladores se cooperaron para comprar gel antibacterial e instalaron un cerco sanitario en el acceso principal de la población con buenos resultados.

“No se trata de entrar en controversia con el presidente y los miembros de, Cabildo, sólo opino que se debió actuar un poco más rápido, pero bueno, eso es mejor que no hacer nada y por el bien de todos esperemos que haya buenos resultados al final del día”, dijo.

Subrayó que la pandemia será una prueba de fuego para el presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador y para todos los gobernadores, y presidentes municipales. “En Ometepec, no será excepción, el pueblo juzgará, así será también a nivel estatal, por sentido común, por lógica, la voz del pueblo es la voz de Dios”, señaló.

Por otro lado, Domínguez Benito indicó que entregó ayuda alimentaria, láminas y apoyos económicos a familias amuzgas de la localizad de Zacoalpan.

Aclaró no busca ganar simpatía partidista, “en estos momentos se necesita que todos tengamos empatía, que nos pongamos en los zapatos de nuestros prójimos”.

Reconoció que el diputado federal por Acatepec, Raymundo García Gutiérrez, se solidarizó enviando recursos y despensas para las comunidades indígenas de Ometepec.

Expresó que en esta crisis social y económica, provocada por el coronavirus “debe ser una oportunidad para que la humanidad, desde los pueblos, nos reconciliemos y haya unidad que no persista el odio o la envidia por el bien común del país y que todos les ayudemos a quienes más lo necesitan”.