CIUDAD DE MÉXICO, 9 de octubre, 2019.- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que la apuesta en su administración es que haya más transparencia, no solamente en los órdenes de gobierno, sino también en el sector empresarial.

“Lo que está mal es que se dediquen algunos que no son empresarios a ser traficantes de influencias”, señaló en la conferencia mañanera de este miércoles desde Palacio Nacional.

El Presidente ejemplificó con un contrato que se le da a alguien de alimentos en penales, y que aunque nunca ha trabajado en el área obtiene el contrato solo por influencia.

“De un millón lo cobra a 10 millones, se está robando nueve millones, le entrega el moche de cierta cantidad a quien le dio el contrato y se queda con una suma millonaria, ese es un vividor, un corrupto”, lamentó.

Explicó que se debe dejar atrás la época de sobornos, moches, la falta de piso parejo en asignación de obras, porque hace mucho daño a una sociedad.

“Imagínense cuántas obras se hicieron entregando contratos a los influyentes, a la gente cercana a los servidores públicos”, señaló el Jefe del Ejecutivo.

Más información aquí.