CIUDAD DE MÉXICO, 8 de enero de 2020.- El Gobierno federal asegura que hay campañas en contra del Sector Salud por la entrada en vigor del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), pero aseguró que todas las personas inscritas a lo que fue el Seguro Popular, mantienen su derecho de atención médica en el nuevo organismo.

Bajo el argumento de que el programa emprendido por sus antecesores desde 2003 no era seguro ni era popular, el presidente Andrés Manuel López Obrador enfatizó que se busca cortar de tajo la cadena de corrupción que se gestó desde ese entonces.

“Este nuevo servicio que va orientado a quienes no cuentan con seguridad social a la población abierta que es la más pobre, la más necesitada, estamos hablando de casi el 60 por ciento de los mexicanos”, apuntó este miércoles en su conferencia matutina de Palacio Nacional.

“Esto lo vamos a ir convirtiendo en realidad porque no se resuelve por decreto, se creó el Insabi pero el sistema de salud pública estaba en el abandono, centros de salud, hospitales, sin medicamentos, sin materiales de curación, sin médicos, ni especialistas, con muy mala infraestructura ni equipos de rayos X, abandonado por completo”, lamentó.

López Obrador recordó que si bien no en todos los casos, se transferían recursos del Gobierno federal a todos los estados para el Seguro Popular, se desviaba ese dinero de los mexicanos que no terminaba en su beneficio, sino para otros asuntos a discreción de los gobernadores.

“Había mucha corrupción en la compra de medicamentos, todavía estamos batallando con eso, porque tres o cuatro distribuidoras, ni siquiera laboratorios, vendían el 70 por ciento de todas las medicinas que compraba el Gobierno, estamos hablando de alrededor de 70 mil millones de pesos”, recordó.

La nota completa en Quadratín México.