CIUDAD DE MÉXICO, 24 de febrero de 2019.- En la Plaza Río de Janeiro de la colonia Roma, todo se encuentra listo para ver la transmisión de la ceremonia de los premios Oscar, donde cientos de personas ya ocupan sus lugares frente a alguna de las cinco pantallas instaladas adentro y alrededor del lugar, en una espera de que Roma, Yalitza y Cuarón se alcen con la codiciada estatuilla.

Sin embargo, la emoción y alegría que podría causar este evento en la colonia donde se filmó la premiada cinta, se opaca con las acciones tomadas, y es que lejos de ser un evento abierto a todo el público, como lo señaló el Gobierno capitalino, se vuelve en algo que se podría calificar como clasista, selectivo o incluso discriminatorio, pues los accesos a la Plaza están restringidos por elementos de seguridad quienes solo dejan pasar a los vecinos de la colonia.

La nota aquí.