CHILPANCINGO, Gro., 5 de marzo de 2019.-Tras los conflictos internos en el PRD, el Comité Ejecutivo Estatal (CEE) decidió transparentar sus actividades, pues su presidente Ricardo Barrientos Ríos precisó que en tanto la dirección nacional no determina la dirección colectiva transitoria en la entidad, ellos continúan con facultades plenas.

Contrario a como se habían manejado, integrantes del aún CEE ofrecieron una conferencia de prensa en la que indicaron que previo a su sesión semanal darían información institucional para los temas que se informen con respecto a ese partido.

Dijo que incluso cada sesión será transparentada y publicada, y asimismo recuperarán su página de Internet en la que se publicarán los salarios y los viáticos que se asignen por los integrantes del Comité por tareas que sean asignadas.

Aunque el tema se había evadido, en la conferencia el presidente estatal admitió que fue el área de finanzas del Comité Estatal la que incurrió en la omisión por el timbrado de la nómina, e insistió en que no se trata de desvíos sino de omisiones fiscales, pues el dinero señalado fue cobrado quincenalmente por los integrantes, que en ese momento eran 22 secretarios, un secretario general y el presidente.

Con base en su nueva postura de transparencia, el presidente del PRD en Guerrero informó que la observación hecha por el INE es de 16 millones de pesos, de los cuales 13 corresponden al timbrado de la nómina.

Al respecto informó que el viernes entregaron los timbres correspondientes a la nómina del ejercicio 2017 para que la dirección nacional notifique al INE y al SAT que se ha cumplido con su responsabilidad.

Con respecto al cambio de dirigencia que ha provocado conferencias de siete grupos políticos al interior del PRD, para presionar a que se lleve a cabo, Barrientos Ríos subrayó que la única facultada es la dirección nacional, por lo cual ellos continuarán con la función que les designó el Consejo el pasado 11 de noviembre de 2017.

En la conferencia también precisó que no se ha llevado a cabo la aprobación de su presupuesto de egresos de 2019, como algunos perredistas han asegurado que ocurrió en una sesión llevada a cabo en San Marcos.