CIUDAD DE MÉXICO, 27 de octubre de 2020.- Con gran actuación de los mexicanos Julio Urías y Víctor González, como relevistas, Dodgers dejó atrás el sufrimiento y ganó la Serie Mundial por primera vez en 32 años, en el sexto juego ante Tampa Bay.

Luego del primer out, Rays soltó su metralla, primero Randy Arozarena dio toletazo macizo del otro lado de la cerca, para la primera carrera y le siguió Meadows con imparable profundo para colocarse en la primera base, pero se le acabó la pólvora, pues continuó una base por bolas para Lowe, un elevado fácil de Margot y un ponche de Wendle, para que el pitcher Gonsolin no saliera tan herido.

Dodgers respondió con la pólvora mojada, pues, desde la lomita y con tres ponches, Blake Snell colgó el cero en la primera baja y dio confianza a su equipo, que necesitaba la victoria sí o sí.

La nota aquí.