CIUDAD DE MÉXICO, 26 de agosto de 2017.- Con un golazo, una actuación soberbia de Jesús Corona y un gol en contra dudoso, Cruz Azul no pudo vencer a Monterrey, aunque ambos cuadros siguen invictos.

Durísimo juego, más para Cruz Azul, que con la obligación de atacar, por ser local y con mayor necesidad de puntos, dejaba más espacios y le costaron:

En el primer lapso, Monterrey fue más peligros de cara a portería con un tiro de esquina, donde tras un remate de cabeza de Montes la pelota pegó dos veces en el travesaño; Hurtado, solo, mando afuera un gol cantado, y un penal que atajó El guardavalla Corona, casi al final de los 45 minutos iniciales.

La Máquina intentó hacer daño, con menos claridad, pero un disparo de Méndez exigió al meta González y en un tiro de esquina, Roco cabeceó apenas desviado de la portería, zumbando el palo izquierdo de la portería local.

Medina era atendido por una molestia, al 51 y precisamente por el lado que defendía (derecho), recibió, solo, Aldrete, quien casi en tres cuartos de cancha metió zurdazo directo al ángulo para el 1-0 de Cruz Azul.

Al 66′, Rayados intentó con un tira-gol:  en una sola jugada, Corona, más bien rey, atajó cuatro posibilidades de gol y la defensa dos.

Dos minutos después, nuevamente, Coronota, mandó a tiro de esquina un tiro potente y colocado.

En un descuido de la defensa, Hurtado punteó, dentro del área y Monterrey empató, al 83′, en aparente fuera de lugar.

Con este resultado, Cruz Azul llego a 11 puntos y la Pandilla a 17.