ZIHUATANEJO, Gro., 1 de junio de 2020.- El jefe de la Oficina del gobernador Héctor Astudillo Flores, Alejandro Bravo Abarca recordó que mientras el semáforo esté en rojo no se pueden abrir las playas ni reactivarse el sector hotelero.

Entrevistado al término de una reunión de trabajo en el sector naval militar, el funcionario estatal dijo que el gobierno de Astudillo hará una evaluación el 15 de junio y “esperemos tener ya otras noticias y se puedan ir relajando las medidas sanitarias”.

En el caso de Zihuatanejo en relación a los casos de Covid19 dijo que está dentro de la media, pero no deja de ser preocupante el asunto que hay en Lázaro Cárdenas, Michoacán, en donde hay ya más de mil casos, y hay una gran interacción entre ambos destinos por lo cual se debe tener mucho cuidado y tomar las cosas con mucha seriedad.

Cuestionado sobre turismo lazareño que viene de fin de semana a Zihuatanejo, dijo que se deben hacer dispositivos más estrictos para ya no permitir eso, y subrayó que se están fortaleciendo los filtros que están en el vecino municipio de La Unión.

“Esos filtros sí han podido mitigar el ingreso de personas sospechosas que vienen de Michoacán a este destino, pues se ha regresado a personas que presentan síntomas de padecimientos respiratorios”, dijo.