ACAPULCO, Gro., 19 de julio de 2020.- Familias de turistas con numerosos integrantes, acudieron este domingo a la popular playa Revolcadero, en la zona Diamante de este puerto a pesar de la restricción de que sólo deben acudir grupos de máximo tres personas.

Prestadores de servicios turísticos, meseros, masajistas, conductores y jinetes de cuatrimotos y caballos, ofrecen sus servicios a quienes lo solicitan, aunque estas actividades están prohibidas.

Las charolas de los meseros pasaban con cocteles, platillos y botanas desde los restaurantes.

En un recorrido esta tarde se pudo observar que escasos bañistas utilizaban el cubrebocas, sólo los vendedores ambulantes y algunos trabajadores de la playa portaban dicha barrera.

Desde la reactivación de las actividades no esenciales, cientos de turistas desafían al virus y, en playa Revolcadero cientos de personas acuden sin que ninguna autoridad impida las aglomeraciones.

Bajo las palapas y sombrillas, hubo diversidad de familias, desde dos hasta 20 o más integrantes.

Los hoteles de la zona Diamante amanecieron este domingo al 24.4 por ciento de ocupación, mientras que los condominios de esa misma zona turística alcanzaron los 39 puntos de capacidad ocupada.

Debido a la distancia entre los puntos de acceso en las playas de la zona Diamante, trabajadores que proporciona información acerca de las restricciones a los turistas, se encuentra lejos de la franja de arena y distantes de los sitios a donde concurre el mayor número de personas, por lo cual pasan desapercibidos.