ACAPULCO, Gro., 21 de abril de 2019.- Pese a la prohibición para abrir el hotel Camarena en el puerto, turistas desafiaron la medida y este fin de semana, como parte de las vacaciones de Semana Santa y Pascua, instalaron sus casas de campaña en playa Hornos.

Durante un recorrido, Quadratín constató que visitantes permanecen, tanto en la franja de arena y a un costado del ex golfito Carabalí, incluso también con sombrillas de playa instaladas.

También se observaron camionetas estacionadas sobre la avenida Costera Miguel Alemán, que de igual forma las ocupan para dormir, y en su interior había colchas, maletas, salvavidas y hasta un anafre.

En entrevista, Armando Méndez, originario de Ecatepec, Estado de México, comentó que a sus 50 años de edad es la primera vez que visita Acapulco y lo hizo en el hotel Camarena, al cual llegó desde el viernes por la mañana.

Indicó que era una experiencia que volvería a repetir, pues debido a que no alcanzaron hoteles libres y por sus recursos limitados, optaron por dormirse en la playa.  Además, comentó que junto a varias familias decidieron salir de excursión al puerto.

Abundó que ningún funcionario municipal se acercó para impedirles dormir sobre la playa, y que sólo policías turísticos les pidieron recoger sus casas de campaña a las 7 de la mañana.

“Estaba lleno, había muchas familias por eso decidimos quedarnos, además mucha seguridad, por la calle caminaban los militares, aquí en la playa, (policías) turísticos que incluso a las 7 de la mañana nos decían que recogiéramos y no había problema, así como un helicóptero que sobrevolaba en el día, todo muy bien”, expresó.