ZIHUATANEJO, Gro., 1 de agosto de 2019.- El sector restaurantero, loncherías y cenadurías se ven afectadas por los turistas nacionales que llegan en esta temporada de vacaciones, pues algunos vienen muy limitados de recursos y otros pagan lo que quieren, con el argumento de no traer más dinero. 

La presidenta de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac), Rebeca Farías Salazar, indicó que el periodo vacacional ha sido muy bueno hasta el momento, pues se ha tenido una ocupación de entre 75 y 80 por ciento en los negocios de comida. 

Sin embargo, mencionó que ha recibido quejas de establecimientos donde personas que no van con intención de gastar, se molestan cuando se les dice que para ocupar las instalaciones tienen que consumir, o que no se permite pasar con alimentos ajenos. 

Afirmó que esta situación se da en el 20 por ciento de los turistas que se meten a un restaurante. “Vienen limitados, a veces consumen y no traen para pagar, tienen que acompañarlos al hotel o auto, que a veces les falta para pagar la cuenta completa”, apuntó. 

Agregó que incluso a veces llegan grupos de 20 personas a cenadurías, consumen de dos a tres platillos y se hace la cuenta de más de mil pesos, pero los clientes dicen que nada más traen 900 pesos y se van sin ninguna pena.