OMETEPEC, Gro., 17 de mayo de 2020.- En un auténtico baño y motel público está convertido el inmueble que sería la sede del PRI municipal, cuya construcción que estaba presupuestada en unos tres millones de pesos, luce abandonada desde hace más de cuatro años.

Durante ese tiempo, ha sido aprovechada por vecinos y otras personas para defecar en el interior de esa construcción, que también la utilizan jóvenes para sostener encuentros sexuales.

En un recorrido, por el amplio edificio de dos niveles ubicado en el barrio Del Pescadillo, se constató que la planta baja está llena de heces fecales, papel sanitario, así como algunas prendas de ropa interior abandonadas.

Mientras que en el segundo piso hay muchos murciélagos; el terreno del inmueble fue adquirido en el gobierno del presidente Antonio Atenógenes Vázquez Rodríguez, que llegó por la alianza PRI-PVEM, y quien encabezó su edificación.

En esa época, el alcalde expresó que entregaron unos dos millones de pesos a un constructor para terminar la obra, sin embargo la compañía incumplió. 

En 2015 asumió la presidencia municipal el perredista Omar Estrada Bustos, tiempo en el que la obra se interrumpió.

En 2018, el PRI ganó nuevamente la alcaldía con Efrén Adame Montalván, sin embargo la obra sigue abandonada y los dirigentes del PRI en turno tienen que rentar oficinas, como lo hacen los presidentes de los comités directivos de los diferentes partidos en Ometepec.