IGUALA, Gro., 15 de julio de 2020.- El presidente municipal, Antonio Jaimes Herrera dijo que tiene conocimiento que en el Hospital General hay un bebé de 10 días de nacido y otro de un año, que tienen coronavirus.

En su conferencia nocturna, Jaimes Herrera sostuvo que en la Unidad Covid no se cuenta con los trabajadores y el equipo pediátrico para brindar la atención, por lo cual le corresponde al Hospital General.

Respecto al riesgo de regresar al semáforo rojo en Guerrero, Jaimes Herrera señaló  en Iguala se ha incrementado la movilidad de personas que no usan cubrebocas, sobre todo en el mercado municipal.

En este sentido, advirtió que habrá sanciones a los locatarios que no estén respetando las medidas sanitarias y si es necesario se van a clausurar los negocios.

 Agregó que es probable que se tenga que regresar al cierre de negocios no indispensables por el aumento de la movilidad y porque la gente no se preocupa por cuidarse.

Indicó que aunque en Iguala hay camas desocupadas, es posible que Guerrero regrese al semáforo rojo por la saturación de hospitales en Acapulco, Chilpancingo y Zihuatanejo.

Lamentó que la gente no entienda que aún no estamos en semáforo verde o amarillo, por lo cual el riesgo de un repunte de las infecciones está latente.

Consideró que hay mucha irresponsabilidad de las personas que salen sin cubrebocas, que hacen reuniones familiares, que hacen fiestas y cierran calles.

“Al final será responsabilidad de quienes hacen las fiestas y de quienes asisten el que se contagien y pierdan a un familiar”, expresó.