ACAPULCO, Gro., 14 de septiembre de 2021.- El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador reconoció que sí hay daños en Guerrero, una semana después del terremoto de 7.1 con epicentro en este puerto.

En la conferencia de prensa matutina desde Palacio Nacional, el Presidente fue cuestionado sobre el colapso del Hospital General del ISSSTE y las afectaciones por el terremoto, a lo que dijo que este lunes habló con el gobernador Héctor Astudillo Flores, quien le informó de los daños.

“El gobernador Héctor Astudillo me informó de los daños del temblor en Acapulco, que inicialmente se pensó que no había daños en Acapulco o que eran menores, desprendimiento de rocas, pero sí hay daños en viviendas, sobre todo en las viviendas precarias de la gente humilde”, admitió.

Dijo que ordenó al secretario del Bienestar, Javier May Rodríguez para que se inicie un ceso y se apoye a los que fueron afectados en sus viviendas “y vamos a seguir ayudando a Guerrero, es un estado que demanda mucho apoyo, lo estamos haciendo”.

Por otra parte, dijo que el otro asunto que tocó con el gobernador fue el “apoyarlo para que se cuenten con recursos y se pueda pagar la nómina en Guerrero, hicimos ese compromiso. No hay adeudos, la federación está al corriente en el caso de Guerrero y en todos los casos”.

Indicó que los gobiernos estatales tienen dificultad en sus finanzas y lo que se procura es adelantarles recursos de sus participaciones, sólo con el compromiso de que se destine a la nómina.

“Hablamos de eso, seguramente ayer por la tarde-noche o está por hacerlo la subsecretaria de Hacienda, Victoria Rodríguez, porque le di instrucciones en ese sentido”, añadió.

¿Astudillo en su gobierno?

El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador también fue cuestionado sobre que si invitaría al gobernador Héctor Astudillo Flores a formar parte de su gobierno, a lo que respondió:

“Vamos a ver, estamos invitando a dirigentes, servidores públicos de todos los partidos, buscando desde luego que sea gente que esté bien valorada después de que termina su gobierno”.

Recordó que invitó al gobernador de Sinaloa, Quirino Ordaz para que sea embajador de México en España y criticó que en el PRI, su partido, haya enojo y aclaró que no se condiciona que renuncie a su militancia.

“Se enojaron mucho, no sé por qué, porque no va a representar un partido, no va a renunciar a su militancia, no estamos poniendo como condición que renuncie a sus libertades, eso es inmoral, es indigno”, sentenció.

López Obrador hizo un llamado al PRI a rectificar su postura y no amenazar a sus militantes. “Ojalá se rectifique esa postura, los dirigentes del partido cómo van a amenazar a un militante… Si fuese para algo indebido o si fuese una proposición indecorosa, pues a lo mejor hasta la expulsión, pero si se trata de ayudar al país…”, expresó López Obrador.