CHILPANCINGO, Gro., 23 de agosto de 2016.- El dirigente del PRD en Guerrero, Celestino Cesáreo Guzmán se reunió con el fiscal general del estado, Xavier Olea Peláez donde expusieron el caso del extinto diputado del sol azteca, Armando Chavarría Barrera y el avance que éste tiene, a siete años del crimen.

Según el líder perredista, al terminar la reunión dijo, que al parecer sí se está trabajando actualmente, además de que se está investigando a fiscales anteriores, como anteriormente declaró Olea Peláez, quien dijo que hubo fiscales que no hicieron de manera correcta su trabajo.

El perredista mencionó que Olea Peláez les ha hecho saber que está haciendo su trabajo y que ha ordenado la averiguación “nos queda claro que está haciendo su trabajo y que es un abogado que conoce el tema”, expresó Cesáreo Guzmán.

El dirigente informó que acudió a la Fiscalía para que se esclarezca este caso y pedirle justicia en el caso de Chavarría Barrera, diputado local asesinado cuando fungía como presidente del Congreso.

Al preguntarle si tenían alguna línea de investigación concreta, Cesáreo Guzmán dijo que no había dado una línea de investigación y que no se iba a desestimar ninguna de éstas.

Asimismo dijo que todos los perredistas a los que les tocó ir a declarar, estarían dispuestos a volver a hacerlo si es que la Fiscalía así lo requiere.

Celestino Cesáreo dijo que ha habido también otros casos de perredistas asesinados, en los que ha habido impunidad, pero reiteró que esta visita había sido exclusivamente para este tema.

En cuanto al tema de Ambrosio Soto Duarte, alcalde de Pungarabato asesinado el pasado 24 de julio, mencionó que la PGR está haciendo su trabajo y que él ha participado en algunas reuniones a las que ha asistido por este caso en Ciudad de México.