ACAPULCO, Gro., 7 de agosto de 2019.- Integrantes de organizaciones sociales denunciaron la irrupción de hombres armados en la comunidad San Jerónimo Palantla, del municipio de Chilapa. 

En conferencia de prensa en el Zócalo de Acapulco, exigieron a los tres órdenes de gobierno detener los asesinatos en localidades indígenas de Chilapa, los cuales aseguraron fueron cometidos por delincuentes que se hacen pasar por policías comunitarios. 

Urgieron también al fiscal general del estado, Jorge Zuriel de los Santos Barrila, que cumpla con la aplicación de 60 órdenes de aprehensión en contra de supuestos policías comunitarios que han causado el desplazamiento de familias en la región La Montaña.  

Informaron que una hora antes de la conferencia, un grupo armado irrumpió en la comunidad de San Jerónimo Palantla, donde han ocurrido enfrentamientos entre grupos opositores de la policía comunitaria.  

“Ya no podemos seguir viviendo en ese tipo de problemas, que siempre nos han atacado”, expresó Constantino Calvario Medina, habitante desplazado de dicho poblado. 

Señaló a Bernardino y David Sánchez Luna, así como a Rufino Ortiz Calvario, Ignacio Morales Salgado y Marcos Salgado Gómez como los causantes de robos, desplazamientos y miedo entre los habitantes de comunidades. 

Otro afectado, Rodolfo Colorado Ahuixteco, desplazado desde 2012 del municipio de Chilapa, señaló que hay grupos criminales disfrazados de policías comunitarias que invitan a otras personas a integrarse para seguir haciendo daño.  

“El gobierno ha permitido que estos grupos se fortalezcan porque de nada sirve que uno ponga una demanda al Ministerio Público, porque cambian las declaraciones”, denunció.  

A su vez, el integrante del Comité Humanitario por la Libertad de los Presos Políticos, José Luis García Llanos, quien recordó haber sido acusado de pertenecer a un grupo guerrillero en Guerrero, exigió a los tres órdenes de gobierno detener la embestida que se originó en la comunidad de Palantla.

Comentó que un grupo de paramilitares estaban sometiendo a los habitantes del pueblo y tenían sitiadas varias casas. “Exigimos a las autoridades del estado de Guerrero y al secretario de Seguridad Pública, y lo hacemos responsable de lo que pueda suceder en esta comunidad; nosotros nos vamos a encargar de apoyar a los compañeros y si es preciso, instalar una huelga de hambre para exigir que se detenga la política genocida”, reclamó.  

En tanto la coordinadora del Frente de Defensa Popular, Clemencia Guevara Tejedor, mencionó que van cinco desaparecidos, incluido Manuel Gallegos Valle, cuya desaparición ocurrió el 16 de agosto de 2010.  Argumentó que la exigencia es por el derecho a la justicia y a la verdad e hizo un llamado a la senadora Nestora Salgado para atender a la comunidad San Jerónimo Palantla. 

En la conferencia también estuvieron presentes el integrante de la organización México Siglo 21, Efraín Torres Fierro, y el representante de la organización Lucio Cabañas Barrientos, Mario Peralta Carmona, quienes lamentaron que debido al asedio del crimen organizado y grupos paramilitares en las regiones indígenas y de alta marginación, existe temor por el activismo en las zonas de desplazamiento por enfrentamientos.