IGUALA, Gro., 28 de agosto de 2017.- La procuradora de la Mujer Indalecia Pacheco León criticó que hace falta que el personal de las agencias del Ministerio Público (MP) tenga una visión de género a la hora de atender casos de mujeres que denuncian algún tipo de violencia en su contra.

En entrevista después de su ponencia La protección de las mujeres víctimas de la violencia familiar y de género. ¿Eres víctima?, Indalecia Pacheco indicó que estos cursos son para que las mujeres identifiquen los distintos tipos de violencia que hay en su contra y puedan pararla, “pero no sólo ellas, sino que también los hombres dejen de ser violentos contra las mujeres”.

Señaló que la violencia hacia las mujeres, en cualquiera de sus manifestaciones, si no se hace nada por detenerla, puede terminar en un asesinato, “es importante que la ciudadanía sepa identificar la violencia y la denuncie, que conozca las diferentes formas de atenderla, porque no siempre es la denuncia una solución”.

Expresó que la mayoría de las asistentes manifestó su desconfianza ante las autoridades para presentar casos de violencia contra las mujeres, sobre todo porque en la mayoría de los casos no los atienden.

En este sentido, aseveró que es una pelea constante y difícil con los ministerios públicos porque no tienen perspectiva de género y no entienden la problemática de la violencia contra las mujeres, “mientras no la entiendan y no se concienticen no podrán dar un buen servicio a las mujeres en lo que a justicia se refiere”.

Agregó: “Deben preparase y capacitarse en perspectiva de género. Están obligados a aplicar los protocolos necesarios para dar una buena atención en la investigación. Son ellos los principales responsables de que se cometan feminicidios, porque cuando las mujeres acuden a pedir justicia, se les trata en forma indiferente. No atenderlas significa que más tarde lo que vayan a hacer es a levantar un cadáver”.

Pacheco León señaló que esta actitud hacia las mujeres en los ministerios públicos no es característica única de los hombres, “también las mujeres han actuado así, con esa indiferencia. Eso molesta porque son personas que no responden, que no están a la altura del puesto que ocupan”.

“De lo que se trata es de actuar en la aplicación de la justicia sin estigmas en contra de las mujeres. Ellas mismas deben de liberarse de ese pensamiento machista. Eso deben de hacer las mujeres que son operadoras de justicia”, concluyó.