IGUALA, Gro., 20 de marzo de 2014.- Ante el cierre del basurero municipal a cielo abierto y la negativa de los ejidatarios de la comunidad de Las Tunas, el gobierno municipal del perredista José Luis Abarca Velázquez, comenzó a depositar a un costado del Lienzo Charro, al oriente de la ciudad,  las más de 150 toneladas  de basura que se producen en la ciudad, generando una contaminación ambiental entre las instituciones públicas que se encuentran en dicha zona.

Luego de que el comisariado Ejidal de Iguala, Marco Antonio Bustamante, cerrara la puerta de acceso del tiradero municipal, ubicado en la comunidad de Metlapa, como medida de presión para demandar el pago de 720 mil pesos por el uso de su ejido, los ejidatarios de Las Tunas, perteneciente al municipio de Tepecoacuilco, bloquearon los accesos de los terrenos ejidales  que las autoridades de Iguala pretenden convertir en basurero a cielo abierto.

El director de Limpia, Roberto González Sandoval, informó  que debido a que los dos basureros- el de Metlapa y Las Tunas-,  están bloqueados,  las autoridades  municipales  acondicionaron como depósito de desechos el campamento de Obras Públicas, situado a un costado del Lienzo Charro.

“El almacenamiento es provisional, en lo que se soluciona el problema”, aseguró González Sandoval.

Dijo que las autoridades  municipales  estarán depositando la basura en ese lugar de manera temporal, ya que dicho espacio solo tiene capacidad para almacenar la basura de 15 días, debido a que a diario  se generan unas 120 toneladas.

“Hoy recibimos esta instrucción de parte de la primera autoridad municipal, porque la postura de los ejidatarios de Las Tunas, están con un rotundo no de que se depositen los deshechos, argumentando de que la basura es nociva para las familias, sus tierras su ganado y para todo el medio ambiente”.

“A lo mejor los ejidatarios tienen el derecho, pero no tienen la razón, ya era la ciudadanía la que juzgue la postura de las partes, nosotros  tenemos que darle una solución a la ciudadanía con la recolección de la basura y de momento el campamento de Obras Públicas, es el lugar para almacenar la basura”.

“El basurero de Las Tunas se bloqueó desde el domingo por la tarde. Pero aun así, estamos trabajando en la recolección de basura”, dijo.

Por su parte, el presidente municipal de Tepecoacuilco, Antonio Galarza Zavaleta,  negó que haya firmado un documento a las autoridades de Iguala para la adquisición de 48 hectáreas de predio en el poblado de Las Tunas, perteneciente a su municipio, para ser utilizado como basurero a cielo abierto.

“No estoy loco para autorizar, ya sé cuál es el camino, como voy autorizar, aquí quien autoriza es la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales”.

En entrevista, Antonio Galarza Zavaleta, dijo que a él lo fueron a ver ocho regidores para  que participara  haciendo uso de los espacios y que él les dijo que eso no era posible, porque le estaría generando un gasto mayor, porque es ocho veces más lejos  el lugar, que donde actualmente tiran la basura.

“No firme  ningún documento, a mí me vinieron a invitar los del cabildo para que mi municipio deposite sus desechos ahí”, concluyó el alcalde de Tepecoacuilco.