ACAPULCO, Gro., 24 de enero de 2020.- El gobernador Héctor Astudillo Flores se encuentra en la comunidad Alcozacán del municipio de Chilapa, donde dialoga de manera personal con los habitantes y expresa su solidaridad a los familiares de los 10 músicos indígenas asesinados en días pasados.

A través de su cuenta de Twitter, informó que estableció una mesa de trabajo con las autoridades comunitarias, quienes le presentaron un pliego petitorio.

El mandatario es acompañado por el presidente de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, Ramón Navarrete Magdaleno, el fiscal general del estado, Jorge Zuriel de los Santos, y el secretario de Seguridad Pública, David Portillo Menchaca.

También se encuentra presente el presidente municipal de Chilapa, Jesús Parra García, y el responsable de la Guardia Nacional, Gilberto Crisóstomo Alvarado.

Astudillo Flores señaló que “lo más importante es pacificar la región, regresar la armonía a los pueblos de Chilapa”, y recordó que una de las constantes solicitudes de los pobladores es la presencia de la Guardia Nacional.

“Mi principal interés es seguir apoyando como lo hicimos desde el primer momento a mujeres y niños. Me he comprometido a que tanto el gobierno de Guerrero y la Comisión Ejecutiva Estatal de Atención a Víctimas brindaremos atención de manera permanente”, dijo.

Agregó que llegaron a acuerdos entre las partes, entre ellos el compromiso de los pobladores de Alcozacán de levantar el bloqueo a la carretera Chilapa-Hueycantenango, que mantenían desde el viernes pasado.