ACAPULCO, Gro., 10 de julio de 2020.- El gobernador Héctor Astudillo Flores llamó a los turistas a que respeten las restricciones en las playas de la entidad para que continúe el semáforo naranja y no se tengan que volver a restringir las actividades no esenciales por la pandemia de Covid 19.

“Yo quisiera que ya no las volviéramos a cerrar. Fue una medida muy dura, muy fuerte, históricamente compleja y (que permanezcan abiertas las playas) va a depender de que cada quien ponga su parte”, reiteró.

Mencionó que “el problema es que algunos visitantes piensan que pueden venir a hacer cualquier cosa”, dado que la semana pasada tampoco se respetaron las normas, pues hubo renta de mobiliario, venta de alimentos y bebidas.

Astudillo Flores informó que ya habló con integrantes de la comisión encargada de vigilar el cumplimiento de las restricciones en Acapulco, para que aperciban a quienes colocaron mobiliario y cometieron excesos.

“Que hablen con todas aquellas personas que metan su carro a la playa… vamos a actuar”, avisó.

También advirtió que existe una operación para vigilar el cumplimiento de las medidas, por el bien de la entidad y sus habitantes.

“Nadie quiere cerrar las playas. ¿Hay posibilidad de volver al semáforo rojo? Sí, hay posibilidad. Algunos estados han estado en naranja y regresan al semáforo rojo y, a otros les ha sido muy complicado salir del semáforo rojo al naranja”, señaló.

En otro tema, el gobernador reiteró que el ciclo escolar comenzará cuando el semáforo esté en color verde.

En tanto el secretario de Finanzas y Administración, Tulio Pérez Calvo, informó que se han servido 362 mil raciones de comida, un promedio de 13 mil 500 diarias, en 27 comedores de siete municipios, con apoyo de las Secretarías de la Defensa Nacional y de la Marina.

Adelantó que buscarán extender el funcionamiento de las cocinas comunitarias al último día de julio, en la medida del cambio de color en el semáforo epidémico.