ACAPULCO, Gro., 11 de enero de 2016.- El alcalde de Teloloapan, Robell Uriostegui Patiño aseguró que “si la ciudadanía considera y cree viable el tema de la autodefensa, vamos a respetar”.

Esto luego de la convocatoria que la mañana de este lunes hicieron algunos pobladores respaldados por los grupos de autodefensa de Cuetzala del Progreso y Apaxtla para que se unieran en contra de la inseguridad.

Asimismo afirmó que ya se encuentra una comisión dialogando con ellos y de esa manera se descarte si hay intereses de terceros, ya que mencionó que existe la preocupación por los grupos que mantienen activa a la autodefensa y la gente está temerosa.

En entrevista, antes de ingresar a la reunión que llevan a cabo desde el medio día los alcaldes perredistas en un hotel del puerto, el edil explicó que el municipio sigue considerado como foco rojo en estado, a pesar de la presencia de la Policía Federal y  de efectivos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Reiteró que en  el municipio que administra, 100 militares y de 18 a 20 policías federales forman parte de la estrategia de seguridad con la que se “busca garantizar la estabilidad”.

Uriostegui Patiño se manifestó a favor del Mando Único, pero a la vez expresó que éste no dará solución a la crisis de seguridad, por ello, aseveró que debe analizarse a fondo y especificar cuál será la función de cada uno de los tres órdenes de gobierno y evitar así que se pierda la autonomía de los municipios.

“El Mando Único solo no daría solución al problema de inseguridad que atraviesa Guerrero. Se tiene que complementar con otro tipo de acciones, como dijo el gobernador, hay que restaurar el tejido social, hacer gestoría y volver la confianza de la ciudadanía cuando el Mando Único tenga buenos resultados”, declaró el alcalde de Teloloapan.

El edil lamentó la migración de empresarios a otras ciudades como consecuencia de la violencia, inseguridad y falta de apoyo económico, ya que aseguró  esto está perjudicando la economía del lugar, debido al cierre de generadoras de empleo.

Aseguró que también ha sido víctima de la delincuencia, al recibir llamadas de extorsión por lo que ha solicitado el apoyo de la Sedena, quienes los han apoyado y hasta han rastreado números telefónicos que provienen de reclusorios.

Señaló que todos los alcaldes de Guerrero se encuentran en la indefensión y están expuestos a la delincuencia, debido al problema de inseguridad que afecta al estado.