CHILPANCINGO, Gro., 10 de octubre de 2018.- Al menos 70 maestros de 15 escuelas de primaria salieron de la capital resguardados por dos patrullas de la Policía Estatal en dirección al municipio de Heliodoro Castillo, donde se pretende reanudar las clases que fueron suspendidas desde el pasado 5 de septiembre, cuando hombres armados atacaron varios pueblos de Eduardo Neri y Leonardo Bravo.

Los docentes abordaron un autobús a las ocho de la mañana en el parque Margarita Maza de Juárez. Con el resguardo de la Policía se busca que paulatinamente se incorporen a sus actividades en la sierra de Guerrero.

En dicha región, más de 2 mil 300 niños han tenido clases de manera irregular ante la situación de inseguridad que se vive en la zona escolar 034, la cual incluye escuelas de Eduardo Neri, Leonardo Bravo, Heliodoro Castillo, Mártir de Cuilapan y Chilpancingo.

Son unos 350 profesores los que no pueden acudir a impartir clases porque les impiden el paso desde la comunidad El Naranjo, en Leonardo Bravo, y tampoco pueden acceder por la ruta de Heliodoro Castillo en el tramo Xochipala-La Laguna.