CHILPANCINGO, Gro., 3 de agosto de 2018.- El alcalde electo de Iguala Antonio Jaimes Herrera reconoció que se tiene un “grave problema” en la ciudad, porque no se cuenta con una Policía Municipal desde el caso Ayotzinapa en 2014, ante lo cual consideró viable el Mando Único, como volvió a proponer el gobernador Héctor Astudillo Flores.

En entrevista después de un curso de capacitación para funcionarios municipales entrantes, encabezado por la Auditoría Superior del Estado (ASE), recordó que la primera vez que fue alcalde en el periodo 2005-2008, había más de 460 policías y actualmente, de los más de 30 policías que había, sólo tres pasaron el proceso de certificación y por tanto, serían los únicos que recibiría.

Indicó que se tienen que buscar mecanismos, como la propuesta del Mando Único, y esperar la política que en materia de seguridad pública establecerá el próximo presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

“Nos mantiene en la incertidumbre de qué es lo que vamos a decidir, pero de momento tenemos que ver con muy buenos ojos (el Mando Único), porque como Ayuntamiento estamos muy limitados a hacer una acción propia”, admitió.

Sobre este mismo tema, el alcalde electo de Zihuatanejo Jorge Sánchez Allec dijo que está en proceso de análisis del estado que guarda la corporación municipal que actualmente está a cargo de un comandante estatal.

Del Mando Único aseveró que a partir de tener en claro cómo funciona la corporación podría hacer un pronunciamiento, sin embargo dijo estar en la disposición de trabajar de manera coordinada con el gobierno del estado e incluso pedir la opinión si se cambia al titular actual.